Karate Adolescentes

BENEFICIOS DEL KARATE EN LOS ADOLESCENTES

Según la Organización MUNDIAL de la Salud [OMS] un adolescente es la persona con edad entre los 10 y 19 años. Esta es la época en que ocurre la pubertad que dura hasta los 14 o 15 años para luego llegar a la etapa de la adolescencia media que se extiende hasta los 19 años, luego según la OMS inicia la Juventud plena que se ubica entre los 19 y los 24 años. El Karate es una Herramienta extremadamente útil tanto para los padres como para los hijos durante esta época por múltiples razones tanto de tipo personal para el adolescente como de tipo familiar tanto para el padre como para el adolescente.

¿Por qué decimos que el Karate es una Herramienta en la adolescencia? Decimos que la práctica del Karate es una herramienta, porque….
… en efecto, el Karate, funciona como un medio, como un utensilio que permite que el adolescente atraviese esa época de crisis en búsqueda de su propia identidad, e independencia, aferrado a valores que eviten que malos consejeros lo lleven por los caminos de la autodestrucción y la perdición. Esta época de la vida se caracteriza porque el adolescente busca la independencia de sus Padres, y empieza a buscar su identidad y su razón para vivir fuera los ambientes de autoridad a los que ha estado sometido, los cuales incluyen a sus Padres y sus Maestros. Es entonces cuando está peligrosamente expuesto a la influencia externa a estas autoridades clásicas y busca a quien admirar o un ejemplo a imitar o seguir, como medio hacia el encuentro de su propia identidad.

Las Artes Marciales son muy populares entre los Jóvenes, y las proezas del arte marcial reproducidas en el cineKA. 2. 07.03.2014 y la televisión son tomadas por las adolescentes como propias, por tanto son muy propensos a aceptar la filosofía de un arte marcial como un camino para su vida. Y cuando un Adolescente practica un arte marcial se propicia el fortalecimiento de valores fundamentales en cualquier sociedad civilizada, y en un ciudadano ejemplar, como por ejemplo la autodisciplina, la puntualidad, el aprecio por la salud propia, el respeto, la buena alimentación, la fidelidad con sus compañeros y amigos, el respeto hacia la autoridad, el respeto y sometimiento a las reglas, etc… Pues todos estos elementos son fundamentales en cualquier arte marcial y sin seguirlos fielmente no se puede llegar a progresar en ninguna de las artes marciales que existen.

Pero adicionalmente, el Karate es un Tesoro para los Padres, puesto que permiten en el peor de los casos, poder supervisar “sutilmente” como se desarrolla la vida de nuestros hijos pues ir a apoyarlos en las Competencias de Karate y en las actividades en su DOJO, sin tomar en cuenta que el chico nos necesita para que paguemos las cuotas por entrenamiento, hace que ellos no puedan evitar, y hasta vean con buenos ojos, nuestra cercanía a sus vidas personales, permitiendo a su vez que ellos puedan desarrollar su personalidad sin nuestra intervención pero por el camino correcto.

Los Padres pueden también Practicar Karate, incluso en la misma hora con sus hijos, lo cual fusiona de tal manera la relación padre e hijo, que es muy común que los padres que tienen a sus hijos haciendo Karate, ni siquiera noten el paso de la adolescencia en sus hijos, y nunca lleguen a tener problemas de rebeldía adolescente.

EL KARATE ENSEÑA AUTODEFENSA CONTRA LA ADVERSIDAD INESPERADA
Y A EVITAR LA LUCHA INNECESARIA