Generando Conciencia Energética

CONCIENCIA ENERGETICA

Actualmente el uso de la electricidad es fundamental para realizar gran parte de nuestras actividades; gracias a este tipo de Energía tenemos una mejor Calidad de Vida. Con tan solo oprimir botones obtenemos luz, calor, frío, imagen o sonido. Su uso es indispensable y difícilmente nos detenemos a pensar acerca de su importancia y de los beneficios al utilizarla eficientemente. El Ahorro de Energía Eléctrica es un elemento fundamental para el aprovechamiento de los recursos energéticos; ahorrar equivale a Disminuir el Consumo de Combustibles en la Generación de Electricidad evitando también la emisión de gases contaminantes hacia la Atmósfera. 
Ahorrar energía es el camino más eficaz para reducir las emisiones contaminantes de CO2 (dióxido de carbono) a la Atmósfera, y por tanto detener el Calentamiento Global del Planeta y el Cambio Climático. Es también el camino más sencillo y rápido para lograrlo, por cada kilovatio/hora de Electricidad que ahorremos, evitaremos la emisión de aproximadamente un kilogramo de CO2 en la central térmica donde se quema carbón o petróleo para producir esa electricidad.
Casi todos los Productos de uso diario generan un impacto Energético, que se evidencia teniendo en cuenta la energía que gastan a lo largo de su Ciclo Vital: producción, utilización y término. En la mayoría de los casos la fase más importante es la vida útil. En el caso de los Plásticos, por ejemplo, son uno de los materiales de mayor Rendimiento Energético que existen. En la fase de utilización, los productos de plástico contribuyen a ahorrar más energía que la que se necesita para fabricarlos. 
En nuestra vida diaria empleamos muchos Materiales: la madera, el metal, el vidrio y los plásticos, todos con consecuencias en el medio ambiente; debemos ser conscientes de esas consecuencias. Por ejemplo, cuanto menos pesa un producto, menos carburante se necesita para transportarlo. Una maleta pesada en el portaequipajes representa gastar más carburante. Lo mismo ocurre con todos los embalajes. Por lo tanto, comprar comida sin envase o con uno ligero ayuda a proteger el medio ambiente.
Tener Cultura Energética es saber que los procesos de Generación, Transmisión y uso final de la Electricidad, tienen costos Económicos, Sociales e incluso impactos Ambientales que pueden tener alcance Global. Esto es particularmente evidente en el caso de las Emanaciones de Gases de Efecto Invernadero producidos por la quema de los combustibles fósiles. Tener Cultura Energética es asumir también el uso de la Energía responsablemente y poder reconocer los flujos Energéticos no fácilmente perceptibles en los procesos de la vida diaria.
El Componente Energético es indispensable en la Formación de la Cultura General integral de cada Ciudadano, de cara a los retos que supone el enfrentamiento a los impactos del cambio climático, y a la aspiración de avanzar hacia un desarrollo sostenible. Hay que inducir en las Personas una Cultura Energética para hacer un uso adecuado de este recurso. Hacer uso adecuado del recurso eléctrico garantiza la armonía.  

Consejos para Ahorrar Energía. Haz Click.